Paz en la tumba del grande Ernesto McCausland Sojo, uno de los más brillantes periodistas y cronistas costeños.